La motivacion a la hora de

Estudiar oposiciones

La-motivacion-a-la-hora-de-estudiar-oposiciones La motivacion a la hora de estudiar oposiciones

Muchos opositores se desmotivan y piensan en tirar la toalla durante la preparación.

Si es la primera vez que inviertes tiempo, dinero y esfuerzo en estudiar oposiciones tendrás la sensación en alguna ocasión durante la preparación de querer tirar la toalla. Es normal y todos los opositores pasan por esa fase.

Te puedes caer pero siempre debes levantarte. La regla de oro es si te caes siete veces, levántate ocho.

En una oposición hay que adquirir conocimientos pero también debes adquirir habilidades. Entre ellas está sintetizar, memorizar, saber descifrar una pregunta tipo test, reglas para relajarse, evitar el estrés, conseguir un hábito de estudio y no desmotivarse durante la preparación.

Si llevas tiempo estudiando ya has conseguido un buen hábito de estudio, sabes que debes estudiar todos los días pero muchas veces no nos sentimos motivados porque no vemos el resultado de nuestro trabajo a corto plazo.

Te vamos a dar unos sencillos consejos para conseguir motivarte a la hora de estudiar a diario tu tema semanal.

Piensa en el beneficiono pienses en el esfuerzo.

Intenta no pensar en lo largo que es el temario o todo lo que te queda aún por estudiar. A veces, pensarás en abandonar pero si te centras simplemente en tu tema semanal irás paso a paso sin agobiarte.

Piensa en el momento presente y como puedes motivarte.

Imagina que has terminado el trabajo, imagina siempre en positivo y todo lo que te ha cundido el día.

Ponte pequeñas metas diarias.

No pienses lo largo que es el tema, divídelo en pequeñas partes que puedas afrontar en un día. Lo que más cuesta es empezar a estudiar, una vez que comienzas a estudiar dedícate plenamente a ello.

Después de conseguir tu meta diaria, prémiate.

Siempre hemos señalado lo importante de darse premios cuando conseguimos un objetivo que nos hemos propuesto. Puede ser una salida con amigos, ir al cine, ver tu serie favorita o dar un paseo. Cualquier cosa que para ti sea un premio sirve.

Disfruta de tus buenos resultados, de tu esfuerzo y del triunfo de haberlo conseguido.

Cada vez que consigas una buena puntuación compártelo y siéntete orgulloso de tu trabajo.

 Piensa en las consecuencias

Estas pueden ser o los beneficios de conseguirlo, como las consecuencias de no conseguirlo.

No te compares con otros compañeros.

Debes compararte contigo mismo. Por ejemplo,  ¿Cómo has mejorado en tu puntuación? ¿Has aprovechado más tu estudio semanal? ¿Has organizado mejor tu tiempo?

No te desmotives con tus limitaciones, no pienses que no puedes conseguirlo.

Relaciona tus oposiciones con algo importante para ti.

Como por ejemplo, conseguir un trabajo estable, una seguridad económica o tranquilidad para tu familia.