Celaá da el primer paso

Se avecinan cambios oposiciones docentes

Se-avecinan-cambios-oposiciones-docentes Se avecinan cambios oposiciones docentes

Se plantea un proceso similar al mir con un examen descentralizado y un año de prácticas por lo que se avecinan cambios oposiciones docentes

La ministra Isabel Celaá acudió a la comisión de Educación del Congreso para presentar las líneas maestras de su departamento en la legislatura que se acaba de estrenar, y anunció el arranque en el plazo de un año de lo que prevé será una reforma revolucionaria de las oposiciones a docente. El equipo del ministerio se decanta por el modelo mir (aunque no lo quieren asociar a esa marca): grado de Magisterio o máster para ser profesor en secundaria; un examen coordinado pero descentralizado por comunidad, con plazas suficientes para cubrir las necesidades de la escuela pública y privada de un año después; y unas prácticas pagadas pero verdaderamente tuteladas (sin responsabilidad en solitario), durante un año; acceso final a la función pública. A eso se sumará la formación permanente y el diseño de una carrera profesional.

La presidenta de los decanos de Educación, Carmen Fernández Morante, confirmó esta línea de trabajo, y apuntó que no hay decisiones tomadas pero sí una idea clara de lo que se quiere.

Entonces llegará el proceso de inducción a la profesión: las oposiciones. Habrá un examen teórico que «tendrá directrices comunes pero adaptado a cada comunidad, que tiene que desarrollar la prueba e implementarla». Una vez aprobada la prueba el estudiante realizará las prácticas tuteladas, muy diferentes a las actuales: «Ahora un funcionario interino en prácticas ya tiene la oposición ganada y, salvo casos muy aislados, no la pierde» y además «se enfrenta en solitario a la labor docente», muchas veces en condiciones complicadas y sin apoyos.