Prohibicion de relojes en la oposicion Policia Nacional 2020

Prohibicion-de-relojes-en-la-oposicion-Policia-Nacional-2020 Prohibicion de relojes en la oposicion Policia Nacional 2020

Prohibicion de relojes en la oposicion Policia Nacional 2020

La Policía vuelve a prohibir los relojes en las oposiciones

Los vetó hace cuatro años para evitar el uso de aparatos que permiten copiar en el examen. Tampoco aceptará la instalación de modelos de pared en las aulas

Ni en la muñeca de los aspirantes, ni en las paredes de las aulas: la Dirección General de Policía no cede en su norma de prohibir los relojes en las pruebas escritas de las oposiciones de acceso y promoción de la Policía Nacional.

Esta es la la respuesta que la División de Formación y Perfeccionamiento ha dado a una solicitud de la Confederación Española de Policía (CEP) para que se permitieran relojes y cronómetros sencillos, o que al menos se instale relojes de gran tamaño en las aulas.

La contestación, en ambos casos, ha sido negativa.

Medida contra los relojes inteligentes

Hace cuatro años la Policía Nacional introdujo la prohibición de que se entrara con reloj en las pruebas escritas de ingreso y ascenso en el cuerpo. “La medida se tomó como consecuencia de la detección y proliferación de relojes ‘Smartwatch’ o ‘relojes inteligentes’, a través de los cuales se puede acceder a Internet y/o almacenar gran cantidad de datos”, explica la Policía en su respuesta.

Esa medida, para evitar que los opositores graben chuletas en este tipo de relojes inteligencias, que funcionan como pequeños ordenadores con acceso a internet, supone un perjuicio para los opositores, según CEP, ya que “carecer de un reloj durante la realización de la prueba y ser avisado a viva voz del tiempo que resta para finalizar la prueba, es incompatible con la concentración necesaria para una correcta realización de la misma”.

El sindicato lamentaba que el aviso de que no pueden entrar con reloj a la prueba “afecta tanto a la estrategia preparada como a la planificación de las pruebas por parte de los concurrentes”.

Proponían que se permitiera acceder a los exámenes escritos con relojes sencillos, con cronómetro, de la misma forma que en se establece un tipo de bolígrafo permitido para estas pruebas escritas. Incluso apuntaban que se podría dar la orden de dejar los relojes encima de la mesa, a la vista de quien vigile el aula.

En caso de que no accediera a dar esa solución, CEP propuso en su escrito que en cada aula de las oposiciones de la Policía Nacional se colocara un reloj o un cronómetro digital de tamaño suficiente para que lo pudieran ver todos los opositores.

Doble respuesta negativa

No se considera procedente acceder a la solicitud planteada”, indica la Dirección General de Policía, a través de su División de Formación y Perfeccionamiento, en la respuesta dada a la solicitud del sindicato CEP.

El motivo a esta negativa es que “se tendría que chequear a todos los opositores para comprobar las características de cada reloj”, algo a lo que la Policía parece no estar dispuesta.

Pero tampoco accede a la segunda petición, al ‘plan B’ propuesto por CEP. “Igualmente, no se considera procedente instalar un reloj en cada aula”, para que así todos los examinados puedan ir controlando el tiempo.

En este caso, la Policía argumenta que tendría que adquirir “en torno a cuatrocientos relojes, pues se realizan procesos descentralizados hasta en diecisiete sedes, y en varias de ellas se llevan a cabo los exámenes en universidades con aulas con capacidad para quinientos opositores, donde habría que instalar varios relojes o uno de gran tamaño”.

Y, además, “todo ello pensando en que se autorizase por la universidad la fijación en pared del reloj durante la prueba y sin entrar a valorar el almacenamiento, traslado y mantenimiento de los mismos”.

La única concesión, la única puerta que deja abierta la Policía a instalar relojes, es cuando indica que “se están estudiando otras alternativas tecnológicas”, se entiende que para que los opositores puedan controlar el tiempo.

Avisos a viva voz

Mientras tanto, la División de Formación y Perfeccionamiento se defiende asegurando que “a los opositores se les informa durante el desarrollo el ejercicio del tiempo transcurrido”: en los ejercicios de conocimientos, de 50 minutos, y en los casos prácticos, de 60, 75 y 90 minutos “se informa del tiempo transcurrido cada quince minutos”, y en los ejercicios psicotécnicos, que duran entre 10 y 20 minutos, se informa del tiempo en dos ocasiones.

Por todo ello, y porque esta condición referida a los relojes es conocida por las academias preparatorias y por los opositores, la Policía rechaza la petición de flexibilizar la prohibición y anima a los aspirantes al ingreso a que “sigan preparando los ejercicios bajo las condiciones referidas”.