El Gobierno prepara una gran oferta empleo publico antes de las elecciones

El-Gobierno-prepara-una-gran-oferta-empleo-publico-antes-de-las-elecciones El Gobierno prepara una gran oferta empleo publico antes de las elecciones

La ministra de Administraciones Públicas, Meritxell Batet, ultima esta medida que superará o igualará las 30.844 plazas ofertadas el año pasado

El Gobierno de Pedro Sánchez va a utilizar hasta el último día la ventaja de tener el control de la agenda política con el Consejo de Ministros. El Ejecutivo quiere reforzar el mensaje de que su gran prioridad son las políticas sociales y tiene previsto un gran paquete que tiene una estrella: una gran oferta empleo publico similar o superior a la del año pasado, que ya fue la más importante desde que estalló la crisis en 2008, tal y como adelantó El Periódico hace unos días. La ministra de Administraciones Públicas, Meritxell Batet, está ultimando esa gran oferta, que aún no está cerrada, para aprobarla antes de las elecciones, según confirma el Gobierno. El año pasado la oferta fue de 30.844 plazas. Este año sería similar aunque falta por ver todos los detalles técnicos. Solo está tomada la decisión política. El Gobierno ya aprobó en febrero una primera oferta de 1.735 plazas de refuerzo para atender servicios afectados por el Brexit; además, algunas empresas públicas, como Correos, ya habían fijado sus planes de contratación en los últimos meses, que supondría unas 4.000 plazas.

Esta oferta de empleo público forma parte, en realidad, del plan de estabilización del empleo público suscrito por el anterior ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro (PP), con los sindicatos de función pública en 2017. Aquel plan pretendía reducir la temporalidad en el sector público al entorno del 8% para ello se esperaba una oferta de empleo de 250.000 plazas hasta 2021, incluídas las promociones de interinos. “Era un compromiso que tenía el Gobierno con sindicatos, pero también con todo el cuerpo de opositores para dar estabilidad”, ha dicho este martes Meritxell Batet. “No hay que dejar esta oferta por tanto para después de elecciones, porque no solo da seguridad al cuerpo de opositores y sus familias, sino que da garantía de que todos los servicios públicos van a seguir funcionando y teniendo todos los recursos humanos para cubrir esas plazas”, ha añadido.

La convocatoria de este año supone un proceso largo y seguramente las oposiciones y los accesos llegarán ya después de los comicios —suelen tardar dos años en convocarse desde que se aprueban—, pero el mensaje político llegará antes del voto. La oposición ha criticado la noticia, adelantada también por El Mundo, por electoralista, pero el Gobierno argumenta que esta propuesta, que pensaba lanzar en mayo, se ha tenido que adelantar para evitar que después de las elecciones esta oferta de empleo se quede bloqueada durante meses si la formación de Gobierno tarda por el resultado electoral. Fuentes sindicales insisten en que esperaban recibir la propuesta sobre la oferta de empleo público este marzo o en abril como muy tarde.

El Ejecutivo ahora no está en funciones, pero si lo estará después del 28 de abril. Nadie puede garantizar que la formación de un nuevo Ejecutivo sea rápida, dado el fraccionamiento del electorado y que hay otras elecciones locales el 26 de mayo. Por eso, explica el Gobierno, han decidido adelantar la decisión, que se rematará a lo largo del mes de marzo con los detalles de cuantas plazas y en qué lugares.

Antes de la oferta de empleo llegarán otras medidas que se están cerrando en estos días y se están negociando con los sindicatos y la patronal, que tienen que ver con retoques a la reforma laboral o la ampliación del permiso de paternidad a 16 semanas. No está claro aún que el PSOE tenga apoyo suficiente en la Diputación Permanente para convalidar estos decretos, y por eso aún no se han presentado, a la espera de cerrar esas negociaciones. Otro de los asuntos estrella que el Gobierno quería llevar al Consejo de Ministros es el decreto sobre alquileres, que ya decayó en enero por el rechazo de Podemos. La negociación con esta formación se ha retomado y las posiciones se están acercando pero hasta el último momento no se sabrá si hay decreto o no.