Descubre las claves para estudiar oposiciones

Descubre-las-claves-para-estudiar-oposiciones Descubre las claves para estudiar oposiciones

Muchos son los estudiantes que deciden optar por este camino, ya que aprobar unas oposiciones
significa conseguir una estabilidad laboral y económica de por vida. Muy pocos trabajos a día de hoy otorgan una seguridad similar, por lo que decantarse por esta opción es una gran ¡dea sí buscas esa ansiada estabilidad laboral. El camino es largo y duro, ya que no es fácil y  son muchas las personas que tienen como objetivo el mismo que el tuyo, por lo que será una árdua tarea ser de los mejores y conseguir una de las plazas. Si quieres saber cómo estudiar y prepararte correctamente unas oposiciones, ¡sigue leyendo!

Requisitos para ser candidato a opositor

Antes de ponernos a estudiar oposiciones, es necesario cumplir una serie de requisitos antes de embarcarnos en este laborioso y duro viaje, que tanto tiempo y esfuerzo suponen estudiar unas oposiciones que nos den vía libre a ocupar una de las plazas de la administración pública. Son un
total de cinco requisitos a cumplir.

En primer lugar, la nacionalidad. Pertenecer legalmente al estado español es una condición indispensable para poder presentarnos. Sí que es cierto que existen excepciones, ya que en algunos países de la Unión Europea se permite la libre circulación de trabajadores. Por otro lado, cabe destacar que si somos cónyuges de alguna persona con nacionalidad española o somos  descendientes de algún español, también seremos aptos para realizar las oposiciones.

En segundo lugar, la edad. Deberemos tener una comprendida entre los 16 y los 65 años (la vida laboral de un ciudadano español).

En tercer lugar, según al puesto al que queramos optar, deberemos contar con una titulación académica previa.

En cuarto lugar, no deberemos estar inhabilitados a través de la legalidad vigente, es decir, si, por ejemplo, hemos estado en la cárcel, no podremos optar a ningún puesto de la administración pública.

En quinto y último lugar, deberemos cumplir con todas las capacidades físicas que exige nuestro puesto, para así poder desenvolvernos con todas nuestras tareas y obligaciones. Por lo tanto, si padecemos alguna limitación física que nos impida el desarrollo normal de nuestro trabajo, no seremos aptos para esa oposición.

¿Cómo estudiar unas oposiciones?

Cabe destacar que para aprobar un examen de tal envergadura se requiere de mucha disciplina y constancia. Muchas personas andan por primera vez por estos lares, por lo que se encuentran perdidas. Muchas otras han perdido la motivación, ya que han suspendido previamente o el temario se les hace muy costoso, o bien porque no han cogido el hábito del estudio después de largos años sin abrir un libro.

Pues bien, si eres uno de ellos, recomendamos que sigas estos útiles consejos que serían las claves para estudiar oposiciones:

  • Divide el temario. “Divide y vencerás”, ya que si nos organizamos según nuestras capacidades retentivas, aprovecharemos mejor las horas de estudio.
  • Estudia por intervalos. Combinar el descanso con el estudio nos servirá para despejar la mente y favorecer nuestra concentración.
  • Entabla un horario. Aumentará nuestra disciplina y el cerebro se acostumbrará a concentrarse durante ciertos periodos del día.
  • Motívate. Es el argumento básico número uno para no decaer y seguir con nuestro objetivo. Recuerda que una oposición es una carrera de fondo. Ten siempre en mente el por qué estudias una oposición.
  • No romper el hábito de estudio. Siguiendo con las frases hechas, “una vez al año no hace daño”, es decir, que si por algún motivo extraordinario no podemos estudiar, no pasa nada, pero que no sea algo habitual. Es preferible dedicarle menos horas al estudio que no hacer nada, ya que perdemos el hábito, que es, al fin y al cabo, la clave para aprobar unas oposiciones.
  • No caer en la procrastinación. Mantener un correcto hábito de estudio nos permitirá no posponer aquellas actividades que no nos apetecen, como estudiar en este caso.

Si mantenemos una fuerte motivación y somos disciplinados y constantes al estudiar oposiciones, tenemos más de la mitad del camino recorrido. La perseverancia y la suerte serán los que dicten sentencia, aunque recuerda: “la suerte no se encuentra, se busca”.

¡Ánimo, opositor!