Boom de Ofertas de Empleo Público 2024, el Gobierno ve margen para crear 400.000 nuevos puestos de funcionarios

Ofertas Empleo Publico 2024 Gobierno de España

El empleo público supone, actualmente, un 16% del empleo total y pretenden alcanzar el 18%

En un movimiento estratégico, el Gobierno de España contempla la posibilidad de generar 400.000 nuevos puestos de funcionarios, superando incluso esta cifra. El Ministerio de Función Pública, bajo la dirección de José Luis Escrivá, sustenta esta decisión en el hecho de que el empleo público representa actualmente un 16% del total, mientras que la media de la OCDE, utilizada como referencia, se sitúa en un 18%. Esta diferencia del 2% implica la necesidad de incorporar más de 400.000 funcionarios para alcanzar dicho estándar.

Enfoque en Nuevos Puestos

Es fundamental destacar que la intención del Gobierno no se limita a contratar 400.000 nuevos trabajadores, sino a la creación de puestos más allá de los existentes. Este enfoque estratégico busca fortalecer y ampliar la estructura del empleo público. Según la Encuesta de Población Activa (EPA), el sector público ya emplea a más de 3,5 millones de personas, aunque el boletín de personal de las Administraciones públicas, recientemente revisado, sitúa la cifra en más de tres millones. Este incremento se ve complementado por las jubilaciones anticipadas que se esperan en los próximos años, según señaló el ministro Escrivá durante su comparecencia en el Congreso de los Diputados.

Perspectivas de Crecimiento y Desafíos

La iniciativa del Gobierno refleja una visión de crecimiento en el empleo público, no exenta de desafíos. La apuesta por la creación de nuevos puestos se alinea con la necesidad de adecuarse a estándares internacionales, pero también plantea interrogantes sobre la gestión eficiente de los recursos y la preparación para las jubilaciones masivas que se avecinan. La comparecencia del ministro Escrivá marcó el inicio de una fase crucial, donde la planificación y ejecución cuidadosa serán clave para el éxito de esta ambiciosa iniciativa.

Un gran número de jubilaciones para la próxima década

Este registro de jubilaciones no solo representa el fin de una era laboral, sino también el surgimiento de numerosas oportunidades de empleo público. La creación de nuevos puestos, en combinación con las vacantes dejadas por jubilaciones, abrirá un abanico de oportunidades para aquellos que aspiran a ingresar al servicio público.

En los próximos 10 años, la Administración General del Estado (AGE) enfrentará un cambio drástico, ya que se prevé que el 60% de sus empleados se jubilarán. Estas cifras revelan un escenario de transformación sin precedentes, planteando desafíos y oportunidades significativas en el ámbito del empleo público.

En 2020, el 47% de los empleados públicos de las administraciones centrales en España tenían 55 años o más. Este dato, al compararse con la media de la OCDE, revela una brecha de 20 puntos, situando a España como uno de los países con mayor proporción de empleados mayores en el sector público. Solo Italia supera esta cifra. Este envejecimiento del personal impulsa la necesidad de una renovación generacional y estrategias de atracción de talento.

Estrategias de Función Pública para Atraer y Retener Talento

En respuesta al próximo proceso masivo de contrataciones, Función Pública busca atraer tanto a talento junior como a sénior. El Ministerio se propone ofrecer opciones atractivas para los jóvenes profesionales y crear oportunidades de carrera para aquellos que buscan transicionar del sector privado al público.

El nuevo equipo ministerial, liderado por José Luis Escrivá, tiene como objetivo optimizar los recursos existentes en la Administración. Esto implica una redistribución más efectiva de los funcionarios, así como abordar la desmotivación que afecta a algunos empleados públicos. La creación de itinerarios de carrera adecuados se presenta como una estrategia clave para liberar el potencial de los profesionales y superar las estructuras obsoletas que pueden limitar su desarrollo.

Perspectivas Salariales y Desafíos Económicos

Aunque se debate intensamente sobre el auge del empleo público y las estrategias para atraer talento, en Función Pública no se aborda el tema de posibles mejoras económicas para los funcionarios más allá de las subidas salariales pactadas. Este silencio contrasta con planteamientos anteriores que buscaban mejorar las condiciones económicas como una vía para incrementar la eficacia en la Administración.

Confirmación de Incremento Salarial: Estrategia de Escrivá

José Luis Escrivá, actual ministro de Función Pública, se limitó a confirmar que llevará al Consejo de Ministros, próximamente, un incremento adicional del 0,5% para los funcionarios, previsto para el año 2023. Este aumento se suma al 3,5% acordado para el mismo año, según la reciente confirmación del INE sobre el crecimiento económico superior a las estimaciones del Ejecutivo. En total, la subida salarial para los trabajadores públicos en 2023 alcanza el 3,5%, a lo que se suma otro 3,5% obtenido en 2022. Para el presente año, la subida acordada es del 2%.

Es importante destacar que el incremento salarial está vinculado a la aprobación de los Presupuestos. Sin embargo, el Gobierno ya está trabajando en medidas alternativas para garantizar la aprobación de la subida salarial en caso de dificultades presupuestarias. Este enfoque estratégico busca asegurar la estabilidad económica de los funcionarios y mitigar posibles incertidumbres derivadas de la situación presupuestaria.